Envíos gratis para pedidos superiores a 49.95€ en 48/72h

Método Curly

En los últimos años, las mujeres con el cabello rizado han empezado a demandar productos destinados al cuidado y protección del cabello rizado. Además, el auge de la belleza natural y real las ha llevado a reivindicar sus rizos. Con estas premisas, surge el método Curly Girl.

Filtrar por

Marca

Marca

Precio

Precio

  • 9,00 € - 27,00 €

¿Qué es el método Curly?

Una rutina de cuidados para cabellos rizados y ondulados que persigue conseguir unos rizos naturales, hidratados, elásticos y sin encrespamiento. El método Curly Girl es bastante exigente con los pasos a seguir y con los productos a utilizar. Sobre todo, insiste mucho en evitar aquellos productos que pueden secar y dañar el rizo y sustituirlos por aquellos que potencien su hidratación y brillo. Los ingredientes que deben evitarse en el método curly son:

  • Sulfatos y tensioactivos agresivos.
  • Siliconas.
  • Ceras y aceites minerales.
  • Alcoholes secantes.

¿Qué productos son aptos y no para hacerlo?

Sulfatos

El cabello se ensucia y ha de limpiarse. El cabello es hidrofóbico, es decir, adhiere las grasas pero repele el agua, por lo que para poder limpiarlo hace falta algo más que agua. Para ello, se recurre a los champús, que eliminan el sebo y la suciedad que se acumula en el cabello.

Los champús pueden contener sulfatos o no, y el uso de ellos dependerá de la condición del tipo de cabello que se va a tratar y del grado de limpieza que necesiten. Los sulfatos son un tipo de tensioactivo o surfactante, que pueden resultar irritantes en cueros cabelludo muy sensibles. Pero la recomendación de no usarlos en el método curly girl, viene determinada por su alto poder de limpieza y arrastre.

Dado que el cabello rizado tiende a ser muy seco, por las razones mencionadas en el apartado anterior, lo más recomendable es reemplazar los champús con sulfatos por champús que contengan en su fórmula tensioactivos suaves. ¿Por qué? Principalmente porque su limpieza es más suave y no elimina los aceites naturales que genera el cabello, favoreciendo que el cabello se mantenga mucho más hidratado. De todos modos, el uso de champús con sulfatos sí es recomendable cada 15-20 días para eliminar el resto de productos que se hayan podido quedar en el cabello.

A continuación, se presentan algunos de los tensioavtivos o surfactantes más utilizados en cosmética capilar profesional. Los que aparecen en la imagen de Sulfatos y la columna de tensioactivos fuertesserán los que habría que evitar para seguir el Método Curly Girl, mientras que los de la columna de tensioactivos suaves serán totalmente aptos.

Siliconas y rizos

El principal motivo por el que se desaconseja el uso de siliconas es porque, aunque a priori favorezcan que el cabello quede más sellado, más brillante y sin encrespamiento, a largo plazo en los cabellos rizados también puede tener un efecto contraproducente.

Las siliconas, si no se eliminan, acaban recubriendo el pelo, generando una película que al mismo tiempo que lo sella, también impide que el cabello pueda hidratarse y humectarse, provocando que los cabellos rizados comiencen a secarse generando más encrespamiento y menos definición.

Los sulfatos son los únicos que pueden remover las siliconas que se han ido acumulando en el cabello, pero al mismo tiempo también arrastran los aceites naturales del cabello. Como alternativa, se recomienda utilizar siliconas solubles en agua o productos que no contengan siliconas.

Ceras y aceites minerales

Los aceites y ceras minerales no proporcionan nutrición o hidratación. Es más, impiden que el cabello absorba el agua o los nutrientes. Sirven para formar una barrera alrededor de la hebra y retener la humedad presente en ella, dando la apariencia de un cabello más brillante y sedoso y ocultando la verdadera salud del cabello. Además, para eliminarlos del cabello harían falta sulfatos.

Alcoholes secantes

Existen dos tipos de alcoholes:

  1. Alcoholes grasos o de cadena larga, aptos para el Método Curly Girl. A menudo se derivan de recursos naturales como el aceite de coco. Son emulsionantes. Ayudan a que el agua y el aceite se combinen en los productos, suavizan la cutícula y ayudan a desenredar y a humectar el cabello.
  2. Alcoholes secantes o de cadena corta, no aptos para el Método Curly Girl. Se usan como aditivos en productos capilares para asegurar una mejor distribución. Proporcionan un menor tiempo de secado del cabello porque se evaporan muy rápido. Sin embargo, ese mismo efecto puede secar el cabello, dejando la cutícula más seca y encrespada.