Envíos gratis para pedidos superiores a 49.95€ en 48/72h

Secadores de Mano Para el Pelo

Los secadores son los reyes de nuestros peinados, sobre todo cuando empieza a hacer frio. Podemos encontrar secadores de todo tipo, desde los más pequeños de viaje a secadores profesionales de mucha potencia. Las necesidades de cada cabello marcarán el tipo de secador que necesitamos así como el uso que debemos darle.

Descubre todo el catálogo de productos

Filtrar por

Precio

Precio

  • 55,00 € - 89,00 €

¿Cómo elegir mi secador de pelo?

¡El tamaño importa! Cuando vamos a elegir un secador nos encontramos con decenas de modelos, desde los compactos de viaje, pasando por los domésticos, hasta los profesionales más voluminosos. El tamaño suele estar directamente relacionado con la potencia de secado. Además los más grandes seguramente serán los más pesados y este es un factor a tener en cuenta, ya que si eres de las que usas el secador para crear peinados, tarde o temprano acabaras cansada de usar a pulso un secador que pese mucho. En cualquier caso la ligereza es algo en lo que las marcas están mejorando día a día.

Los pequeños suelen ser para viajes, e incluso los hay específicos para ellos, con empuñaduras retractiles. Asegúrate de que tienen la opción de cambio de voltaje para adaptarse a la corriente de cada país. De todas formas un secador de viaje debe ser solo para uso ocasional. Son menos potentes y tienen menos opciones de calor y cantidad de aire. Para usarse a diario conviene tener uno más potente y versátil. También en la ergonomía para que resulta cómodo de manejar con distintas posturas. Cuando vayas a elegir un secador te encontraras con que cada marca tiene varios tipos. Se clasifican en Pro o profesional para las gamas más altas y más potentes, domésticos o personales para las gamas medias, con opciones básicas, y compactos o de viaje para los portátiles.

¿Cómo usar el secador de pelo?

Los secadores de pelo son agentes para nuestro cabello así que hay que utilizarlos de la mejor manera para que nuestro pelo sufra por lo menos posible. Antes de secarse el pelo hay que quitarse el exceso de humedad con una toalla. Si el pelo está empapado de nada servirán todas las tecnologías y ventajas de tu secador porque estarás mucho tiempo maltratando tu cabello.

Además del secador piensa en elegir un buen cepillo de pelo para peinarlo mientras lo secas, y que no resulte agresivo. Cuanto más largo sea tu pelo más grueso ha de ser el cepillo.

Sécalo siempre en la dirección del crecimiento del cabello a unos 15cm aproximadamente como mínimo, nunca a menos de 5cm. Y ten especial cuidado cuando quieras secarlo para darle volumen, de manera que la cutícula de tu cabello no se encrespe. Utiliza habitualmente productos que lo hidraten, y protectores de calor, sobre todo si tienes un pelo fino y frágil.

Accesorios para el secador ¿Son necesarios?

Podremos sacar más partido a nuestro secador cuantos más accesorios tengamos. Todos cuentan, por lo menos, con un concentrador de aire, que es una boquilla más o menos estrecha que ayuda a focalizar el aire. Resulta muy práctico en alisados y para secar el cabello rápidamente.

Los difusores o voluminizadores son grandes cabezales con múltiples perforaciones que aumentan la superficie de acción, reduciendo la temperatura. Son perfectos para dar volumen al peinado y para definir los cabellos rizados. 

¿Qué potencia de secador el mejor?

La potencia se traduce en la capacidad del secador para generar aire y calor. Es uno de los principales parámetros a la hora de valorar la compra de uno y otro modelo, y podemos encontrarlos aproximadamente entre los 1000 y los 2500 vatios. En general es mejor elegir un secador que ofrezca una mayor potencia, ya que secara el pelo más rápido. Pero la potencia tiene que ser controlada, por lo que además de ser potente tiene que dispones de controles para seleccionar adecuadamente el nivel de calor y el flujo de aire. Tienes que fijarte en que tengas varios modos de calor y de velocidad. Los más potentes tienen como mínimo 3 niveles de calor y 2 de flujo de aire. En las características técnicas de cada secador podrás encontrar la potencia mínima y la máxima que ofrece, para que puedas elegir el modelo que más se ajusta a ti. Eso te permite seleccionar una potencia más baja para un secador diario, y una más alta para crear peinados más elaborados. Los cabellos frágiles y secos deben evitar usar la velocidad de aire más alta pero, sobre todo, mucho calor. Aunque eso no significa que deban utilizar secadores de poca potencia, ya que ese tipo de secadores, tardan más en secar el pelo. Una potencia adecuada para estos cabellos podría estar alrededor de 1700W.

A la larga los secadores más potentes también son los que más durabilidad ofrecen. Están fabricados para que sus elementos (en especial las resistencias) aguanten mucho calor durante un periodo de tiempo largo.

Los secadores son dispositivos que consumen mucha electricidad en poco tiempo, por lo que hay que prestar especial atención no solo por la factura, sino por la potencia contratada con la empresa eléctrica, para evitar que “salten los plomos” si se usa a la vez con otros electrodomésticos. 

Secador con aire frío ¿Buena elección?

El aire caliente no es nuestro único aliado para peinarnos. Se hace casi imprescindible que nuestro secador cuente con un botón de aire frio que, por un lado, marque el peinado que estamos haciendo y, por otro, enfríe nuestro pelo para que no retenga mucho tiempo el calor.

Prácticamente lo encontrarás en todos los secadores de gama alta. 

¿Para qué sirve tanta tecnología en un secador?

Los secadores de pelo cada vez son respetuosos con tu cabello y usan tecnologías mas variadas para proteger su aspecto. La tecnología más popular en los secadores de gama alta y algunos domésticos, son los iones. Uno o dos pequeños ionizadores son los encargados de emitir iones negativos para contrarrestar los positivos de nuestro cabello, como sucede con las planchas de pelo. Así se evita bastante el encrespamiento del cabello y la electricidad estática haciendo que el pelo quede más brillante y suave. Otra de las proclamas de algunos secadores con iones es que ayudan a    que el pelo se seque más rápido, aunque no hay evidencias científicas capaces de respaldar esta afirmación. En cualquier caso la primera función es un motivo suficiente como para hacernos con un secador con iones. La tecnología iónica se suele combinar con cerámica o turmalina. 

  • La cerámica es otro de los componentes que puedes encontrar en tu secador. Se usa para un revestimiento interno gracias al cual se obtiene calor infrarrojo que es más suave y constante. Por lo tanto menos agresivo con el pelo.
  • La turmalina, por su lado, al igual que sucede en las planchas de pelo, emite iones y calor infrarrojo. El resultado es que, del mismo modo que ocurre con la cerámica, dará un calor más uniforme y menos dañino. La podemos encontrar en diversos modelos de la marca Valera.